En el peor momento de la economía, los pagos del IFE fueron menores a los anunciados

Un preinforme del Ministerio de Desarrollo Social revela que, a agosto de 2020, estas transferencias monetarias a las familias no cubrieron a todos los hogares del 40% más pobre. ACTUALIZACIÓN

Campamento en Maipú. Crédito: Agencia Uno

Creado para hacer frente a las masivas caídas de ingreso producto de los confinamiento, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) se ha convertido en la principal política de transferencias a las familias más vulnerables en la pandemia. Pero en los primeros cuatro pagos, concretados en el periodo de mayor retroceso de la economía, no logró cubrir a los hogares más pobres y los pagos efectivos fueron, en promedio, inferiores a los anunciados.

Así ese desprende del documento «Preinforme Ingreso Familiar de Emergencia», elaborado por el Ministerio de Desarrollo Social (MDS) para mostrar el impacto de esa política en los hogares. El análisis abarca de marzo a agosto de 2020, ya que el informe completo se presentará en el primer semestre de 2021. El texto se puede descargar aquí.

Los datos complementan lo que han revelado otros organismos, como el Banco Central, en el sentido que las transferencias fiscales a las familias «llegaron tarde». Recién comenzaron a desplegarse a partir del tercer trimestre de 2020.

Fuente: pauta.cl