ESPECIES INVASORAS HAN DESTRUIDO LA MITAD DEL BOSQUE DE ROBINSON CRUSOE

robinson-crusoe-0416
Conaf aprobó inédita norma que prohíbe traslado de estas especies entre islas de Juan Fernández. La meta ahora es montar una barrera en el continente para proteger esta reserva mundial.

El maqui, la zarzamora y la murtilla, llegaron hace unos 100 años a la isla de Robinson Crusoe, y ya han destruido el 50% de su bosque nativo y endémico. “Son tremendamente agresivas y a medida que van avanzando van ahogando a la población y evitan que las semillas puedan brotar del suelo. También envuelven los árboles y los secan. Además, compiten por el agua”, explica Fernando Baeriswyl, coordinador del Proyecto Especies Exóticas Invasoras del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF), ministerio de Medio Ambiente y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Robinson Crusoe, junto a las islas Selkirk y Santa Clara, componen el archipiélago de Juan Fernández, declarado Parque Nacional y Reserva de la Biosfera, de ahí la necesidad de redoblar los esfuerzos para evitar la expansión de animales y plantas invasoras.  Por esta razón, el mes pasado la Corporación Nacional Forestal (Conaf) dictó un reglamento que prohíbe el transporte de estas y otras especies invasoras al interior del archipiélago.

Si bien la situación es compleja en Robinson Crusoe, con el reglamento se quiere evitar que se propague a las otras islas, en las que todavía no se vive este drama biológico, aunque en Selkirk existe zarzamora en baja escala. “Estamos en el momento propicio”, advierte Baeriswyl, ya que controlar siempre será más barato que erradicar.

Los principales desplazamientos entre las islas se dan por la pesca de langosta, la principal actividad económica de la comuna. En septiembre de cada año, los pescadores navegan 12 horas desde la isla Robinson Crusoe a la isla Alejandro Selkirk, en donde se instalan hasta mayo con sus barcos y herramientas, sus pertenencias y sus mascotas. Es por esto, que la inspección, en la que también colabora el Servicio Agrícola y Ganadero, entre otros organismos, estará enfocada principalmente en las embarcaciones.

.robinson-crusoe-1-0416

Gatos en la mira 

Los únicos animales domésticos permitidos serán perros, con hembras debidamente esterilizadas, y aves de corral. A la isla Santa Clara, en tanto, solo se permitirá el ingreso de embarcaciones pertenecientes a Conaf con fines científicos.

Los gatos están en la mira.  Habitan en el poblado de San Juan Bautista de Robinson Crusoe,  que es la única zona junto al aeródromo del archipiélago que no son áreas protegidas. “Se ha hecho mucha educación ambiental entre la gente  para que cuide sus gatos. El problema es que ellos deambulan por el poblado, que nos es parque, pero en el poblado existe el picaflor de Juan Fernández y estos gatos domésticos cazan los picaflores y ahí la Conaf no puede evitar que la gente tenga gatos”,  explica.

La barrera interna que establece el reglamento también busca evitar que lleguen las chaquetas amarillas o avispas a las otras islas. Si se propaga sería “desastroso” afirma Baeriswyl.

 Para Naciones Unidas esta normativa es un gran avance. “Chile se ha comprometido, a través de la Convención de Biodiversidad Biológica, a impedir que se introduzcan especies invasoras, y a controlar o erradicar aquellas que signifiquen una amenaza para el patrimonio natural del país”, señaló Ignacia Holmes, oficial de medio ambiente y energía del PNUD.

Barrera continental

Las especies exóticas invasoras son consideradas la segunda causa de extinción de especies en el mundo, sin embargo, hasta hoy no hay un método efectivo para erradicarlas y controlarlas, en el caso de plantas como la zarzamora.

“El control manual y el control químico no son capaces de hacer frente al fenómeno, por eso se está pensando en hacer control biológico”, explica Baeriswyl.

El control biológico significa ocupar enfermedades propias de estas plantas y que las atacan solo a ellas, que generalmente son hongos y que debilitan la planta. Pero la medida debe ser evaluada correctamente para no perjudicar al entorno.

Baeriswyl adelanta que ahora que terminó la creación de esta barrera interna, se trabaja en la implementación de una barrera de protección desde el continente hacia el archipiélago.

Fuente: La Tercera 
www.chiledesarrollosustentable.cl