Fundación Independízate potencia el emprendimiento gracias a un innovador modelo de educación

imagenSu papel es vincular a emprendedores profesionales con estudiantes de último año de ingeniería comercial y civil de 5 universidades, las cuales disponen cursos electivos, consistentes en asesorar a emprendedores que necesitan herramientas de gestión para hacer crecer sus negocios.

La Directora Ejecutiva de la Fundación, Valentina Castro, habla de los beneficios de esta iniciativa.

Desde 2010 hasta el primer semestre de 2016, han participado 11 generaciones de emprendedores, en total 231 de ellos y 460 estudiantes de las universidades Adolfo Ibáñez, de Chile, del Desarrollo, Los Andes y Pontificia Universidad Católica, en Santiago. A partir del 2017, operarán también en Concepción y Valparaíso.

¿Cómo surgió la idea de Independízate?

Nació de una inquietud de su fundadora, Susana Sierra. Ella es docente de la Universidad Católica. Cuando ella impartía el curso Creación de Empresa, se dio cuenta que los alumnos de ingeniería comercial egresaban de la carrera, siendo muy teóricos y generalistas. Por otro lado, conocía a profesionales de otras carreras que se habían motivado a emprender. Ellos eran expertos en sus productos y servicios, pero no lograban hacer empresa o fracasaban. Entonces pensó ¿por qué no hacer un match entre estos 2 mundos? Partió haciendo el piloto en el 2010 con sus alumnos, exalumnos, voluntarios y desde el 2013 se ocupa la misma metodología. Ahí se instituyó la Fundación a como sigue hoy día.

¿De qué forma opera este modelo?

La fundación Independízate potencia el emprendimiento y el empleo, a través de este modelo único basado en educación. Juntamos a los emprendedores con alumnos de último año de ingeniería comercial y civil. Intervenimos las mallas curriculares de las casas de estudios, al crear estos cursos optativos. Los profesores son capacitados por la fundación y durante todo un semestre los estudiantes, apoyados por los docentes y ayudantes, asesoran a los emprendedores, quienes también deben pasar por 7 clases teóricas para nivelar conocimientos. Terminan armando sus propuestas de valor.

¿Puede citar algún caso?

Por ejemplo, había una emprendedora banquetera. Ella creía que vendía porque sus postres eran los más ricos del mercado y para crecer iba aumentar la cantidad de éstos. Pero con la asesoría se dio cuenta que los clientes la preferían porque ella cumplía con los tiempos de entrega, sus productos eran fáciles de almacenar, se adecuaba fácil y rápidamente a mayores demandas. Finalmente, era por la calidad de sus servicios. Entonces, con esta asesoría el emprendedor ya no se enfoca en su producto, sino que en su propuesta de valor total.

¿Realizan seguimiento?

Hacemos seguimiento al año de la asesoría. Los resultados que hemos visto es que aumentan en un 145% sus ventas, el 70% continúan con sus negocios en contraste a las estadísticas que señalan que el 95% fracasan en esta etapa. Del 30% restante, en cambio, reemprendió con otras ideas de negocios que han sido exitosas. Contratan también a más empleados.

¿Cuáles son los requisitos para los emprendedores que desean participar?

Que tengan título técnico o profesional, que estén 100% dedicado a sus negocios, hayan sido o estén a punto de formalizarse, con ventas y clientes activos, que estén motivados y comprometidos con hacer crecer sus negocios. Nos enfocamos en emprendedores profesionales. Por un lado, están los emprendedores de autoempleo para los que hay muchas organizaciones de apoyo y, por otro lado, están los innovadores, tipo startups, que cuentan con el respaldo de programas especializados. Nosotros nos dedicamos a los que se encuentran al medio, que no poseen ayuda, pero son los que generan mayor impacto en la economía.

¿Cómo ha sido la experiencia para los estudiantes que han participado en esta iniciativa?

Ha sido para ellos aterrizar sus aprendizajes, conectarse con la realidad, involucrarse con emprendedores que son full pasión, conocer las dificultades del día a día en que viven los empresarios y como las superan. Han podido chequear sus habilidades blandas y técnicas, aplicar sus conocimientos. Egresan con mayor confianza al mundo laboral, salen con un liderazgo distinto. Además, crean un vínculo potente con los emprendedores, muchos conservan la relación, siguen asesorando o trabajando juntos. Esto también ha tenido un impacto para las universidades. Si bien otras instituciones juntan a voluntarios con emprendedores, acá estamos dentro de las universidades, nuestros profesores están en las planas docentes. Modificamos las mallas curriculares. Con este curso, generamos aprendizajes desde la práctica.

¿Qué invitación haría a los emprendedores que todavía no conocen a la Fundación Independízate?

Que los emprendedores que se sientan estancados y quieran crecer, se acerquen y nos conozcan, porque sin duda pasar por la Fundación tiene grandes impactos y resultados. Se vincularán con alumnos más los profesores expertos. Tenemos un directorio potente, está Susana Sierra, experta en emprendimiento; Félix de Vicente, ex Director de ProChile; Peter Hill, Presidente de la Cámara Comercio de Santiago; Fernando del Solar, asesor de empresas y otros profesionales que dan apoyo constante. También que consideren que el hecho de trabajar con estudiantes, renovará sus emprendimientos. Egresan mucho más sólidos y armados para todo lo que deban enfrentar más adelante. Después seguimos apoyando al emprendedor, tenemos consejos de asesores por un año. Sobre esto creamos una alianza con los ex MBA de Harvard y el Instituto de España, para fortalecer nuestro apoyo y seguimiento de algunos emprendimientos que pasan por la primera fase. Es decir, la Fundación resulta una experiencia beneficiosa.

Las postulaciones se abren a mediados de Octubre para el próximo semestre y quienes deseen mayor información, pueden acceder a www.fundacionindependizate.cl.

Pyme Noticias