“HAY QUE CAMBIAR LOS FORMATOS DE NUESTRAS ORGANIZACIONES Y APOSTAR POR LA CONCILIACION PARA QUE HAYA MAS MUJERES EN LAS COOPERATIVAS”

ENTREVISTA. Eugenia Mª Benaín, primera mujer miembro del Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

Debería ser algo normal y no tratarse por el hecho de ser mujer, por eso se están haciendo muchos esfuerzos para aumentar la presencia de mujeres socias en los órganos directivos de las cooperativas y que el papel de las socias sea más visible.

Fue designada como miembro del Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura en el proceso democrático normal de elección de estos cargos y no por el hecho de ser mujer ¿cómo valora esto?

Con total normalidad, concurrí a un proceso electoral representando a mi cooperativa y a un sector determinado y tuve la suerte de ser elegida.

¿Cree que debería ser una situación más normalizada?

Desde mi punto de vista, los cargos deben ser ocupados por personas. Personas profesionales y conocedoras de los distintos sectores y con formación suficiente para saber desarrollar este tipo de funciones con eficacia. Ahora bien, es cierto que nuestro país no ha sabido “normalizar” esta situación y las mujeres no han accedido o no han podido acceder a este tipo de puestos.

¿Qué balance hace de estos casi diez meses en el Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura?

Para mí la experiencia está siendo totalmente positiva. He tenido la gran suerte de tener a unos compañeros de viaje maravillosos que, lejos de ponerme algún cliché, me han aportado sus conocimientos y sus experiencias.

¿Cuál fue su motivación para ser consejera de Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura?

Te mentiría si te dijera que fue sólo una motivación profesional, que sin dudarlo la hubo. Pero pesó también el hecho de que se me diera la oportunidad tras 25 años de ausencia de mujeres, de poder iniciar un camino con presencia femenina en una organización que sin duda está llamada a seguir haciendo cosas muy importantes por el sector cooperativo.

¿Cree necesaria una mayor presencia de la mujer en las cooperativas?

Creo en la valía de las personas y la valía no es exclusiva ni de hombres ni de mujeres. Creo que es hora de cambiar los formatos de nuestras organizaciones y lógicamente en un país donde ya hace años que los datos nos demuestran que hay más mujeres formándose en nuestras universidades, llama poderosamente la atención que no haya más presencia activa dentro de nuestras cooperativas.

¿Qué sería necesario para que esa mayor presencia de la mujer en las cooperativas fuese real? ¿En qué hay que incidir para alcanzar una mayor participación de la mujer?

Desde mi prisma de ver las cosas sólo existe una vía, la vía de la conciliación. Pero no una conciliación impuesta, si no la que cada mujer adapte a su vida. La conciliación tiene que partir de la propia mujer, porque nadie puede organizar y complementar, como lo puede hacer una misma, la vida personal y la laboral. Hay que flexibilizar horarios, convencernos que en el siglo XXI tenemos herramientas que no obligan a una presencia física constante en el puesto de trabajo. Si bien y desgraciadamente no veo a corto plazo un cambio en este sentido.

¿Quizás no es tanto que la mujer no quiera participar como que a veces le es complicado?

Efectivamente, los horarios españoles no invitan para nada a una presencia mayor de las mujeres en el mundo laboral y menos si cabe en el cooperativo. Queda un largo camino que recorrer.

¿Es efectivo sensibilizar en materia de género?

Debería serlo, pero mucho me temo que un exceso de “proteccionismo” en este sentido puede volverse en contra. El camino es absolutamente necesario recorrerlo paso a paso, los intentos de saltar puentes sin redes pueden acabar con los objetivos finales.

¿Animaría así a las cooperativas a participar en las actividades que viene desarrollando Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura para fomentar la participación de las socias en los órganos de decisión de las cooperativas?

Las cooperativas debemos estar donde está el conjunto de la sociedad y puesto que hemos sido pioneras en muchas cosas a lo largo de años, aquí también debemos abanderarnos. Debería ser un tema obligatorio para las cooperativas socias, no por el hecho de obligar sino porque sería una forma muy directa de implicar a un amplio colectivo en un fin común, el de la igualdad.

Habrá a quien le sorprenda el dato del porcentaje de mujeres socias. ¿Piensa que quizás a nivel social se tiene una imagen del trabajo agrario como muy masculinizado, cuando la realidad es distinta?

Efectivamente la titularidad de las explotaciones es una cosa y otra bien distinta la gestión de las mismas, si bien en los últimos años ya vemos un pequeño cambio en este sentido, y vemos a nuevas generaciones de mujeres liderando dichas explotaciones y además con alto grado de formación y eficacia.

¿Qué opina sobre las políticas de igualdad que se están desarrollando o que se quieren poner en marcha en Extremadura?

Me parecen correctas a la vista de que no ha sido posible llegar a una incorporación natural de la mujer, que hubiera sido lo lógico y deseable, a puestos de responsabilidad debido a las muchas trabas que aún persisten en nuestra región en este sentido.

FUENTE: COOPERATIVAS EXTREMADURA
A %d blogueros les gusta esto: