Ideas, la cooperativa de productos de comercio justo

Ideas, la cooperativa de productos de comercio justoTenemos una gran variedad de productos de comercio justo tanto en alimentación (cafés, chocolates, cacaos, tés, azúcar o quinoa) como de artesanía, cosmética o limpieza.

Ideas es una cooperativa que distribuye y vende productos de comercio justo. Cumple ahora 20 años con la misión de transformar el entorno económico y social para construir un mundo más justo y sostenible, desarrollando iniciativas de comercio justo, economía solidaria y consumo responsable, tanto en el ámbito local como internacional. Carlos Céspedes es el responsable del departamento de Ventas y además el presidente de la cooperativa y por tanto miembro del Consejo Rector.

Ideas estará en BioCultura Sevilla con el estand número 9. -¿Qué productos vendéis en Ideas Cooperativas? -Tenemos una gran variedad de productos de comercio justo tanto en alimentación (cafés, chocolates, cacaos, tés, azúcar o quinoa) como de artesanía, cosmética o limpieza.

Son productos de altísima calidad, producidos bajo criterios de respeto a los derechos humanos y al medio ambiente, por tanto exentos de, por ejemplo, trabajo infantil o explotación. Además en su mayoría cuentan con la certificación ecológica, es lo que llamamos productos Bio&Justo.

LOS PRODUCTORES

-¿Con qué productores trabajáis en Ideas? –

Trabajamos con más de 100 cooperativas diferentes repartidas por los 5 continentes. Normalmente son pequeñas cooperativas de productores/as de países empobrecidos que conservan los procesos tradicionales de producción y el respeto a la tierra. Son cooperativas que garantizan los derechos de sus trabajadores/as permitiéndoles participar en la toma de decisiones. –

¿A quién ayudáis con vuestros proyectos?

-Más que ayudar nos gusta más utilizar el verbo “apoyar”. Gracias a la actividad que desarrollamos, los trabajadores y trabajadoras de las cooperativas que producen nuestros productos pueden ver cómo su vida mejora. Pero no sólo las personas que trabajan en la cooperativa sino sus familias y su comunidad, al tener garantizado un salario digno que les permite, por ejemplo, que sus hijos no tengan que trabajar y puedan asistir a la escuela… o el empoderamiento de las mujeres, al disponer de recursos propios que administrar por sí mismas.

El precio que pagamos en Ideas está siempre por encima de lo que perciben en el mercado convencional y con esa “prima” los productores/as pueden desarrollar su comunidad decidiendo ellos dónde la invierten (mejora productiva, sanidad, educación, infraestructuras, formación, capacitación, etc.).

LOS PROYECTOS -¿Qué tipo de proyectos hacéis? ¿Por qué esos y no otros? -Los proyectos que realizamos son de dos tipos, dependiendo de si son realizados en origen o en destino. Si son en los países del Sur del mundo son proyectos de cooperación, en su mayoría para mejorar la técnica y la capacidad productiva o de empoderamiento y/o formación del colectivo. Si son en nuestro territorio, son campañas o programas de sensibilización dirigidos a los diferentes agentes de la sociedad (administraciones públicas, comunidad educativa, tejido productivo, consumidores, etc.).

En Ideas estamos muy especializados en el consumo responsable; es lo que venimos haciendo desde hace más de 20 años, por eso nos centramos en proyectos que implican el comercio justo, las finanzas éticas y la compra pública y así está definido en nuestra misión como organización. Estos proyectos se consiguen a través de la financiación de las diferentes administraciones públicas a través de sus programas de cooperación y sensibilización en consumo responsable.

-¿Qué son las finanzas alternativas o la banca ética? ¿Se lo puedes explicar al público que acude por vez primera a BioCultura Sevilla y que no sabe exactamente qué es eso?

-Para poder desarrollar un verdadero consumo responsable y conseguir el ansiado cambio de sostenibilidad en el modelo productivo necesitamos un circuito virtuoso. Dentro de ese circuito (financiación, producción, distribución y consumo), el sector financiero hace de motor de arranque de muchos de los proyectos que acaban consolidándose. Pensamos que debemos rescatar nuestros recursos monetarios de aquellos circuitos y entidades que fomentan la economía especulativa y que generan desigualdad económica y social.

Las finanzas alternativas ofrecen al ciudadano una alternativa a sus ahorros y emprendimientos y además garantizan un uso ético y no especulativo de su dinero, comprometiéndose por ejemplo a no invertir en armamento pero sí en proyectos sociales o medioambientales que generan economía real y riqueza social poniendo a las personas por delante del beneficio.

En Ideas somos clientes de Triodos, formamos parte de Coop57 y sobre todo estamos apoyando el proyecto Fiare Banca Ética desde sus inicios.

LAS CAMPAÑAS -¿Qué campañas tenéis en mente para el futuro a corto plazo?

-Seguiremos apostando por la Campaña Europea de Ciudades por el Comercio Justo que ha dinamizado a muchos colectivos y que ha dado a conocer el comercio justo en muchas ciudades, universidades y barrios. Seguiremos consolidando la presión política dirigida a las administraciones para seguir introduciendo cláusulas sociales en las licitaciones públicas.

Y seguiremos, cómo no, apostando por las finanzas éticas y por un mundo más justo y solidario. -¿Por qué es bueno fomentar el comercio justo? ¿Cómo habéis visto que repercute positivamente? Dadnos algún ejemplo concreto… -El comercio justo responde por ejemplo a desafíos tan importantes como los planteados recientemente por Naciones Unidas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Se convierte en aliado para favorecer no sólo una producción responsable, sino la erradicación de la pobreza extrema, la materialización de la igualdad entre la mujer y el hombre o la promoción de condiciones de trabajo dignas. Aunque hay muchos ejemplos de empoderamiento económico, social, formativo e incluso empoderamiento de las mujeres frente a los hombres os damos un ejemplo concreto: Manduvirá. Manduvirá es una cooperativa formada en 2004 en Paraguay y especializada en el cultivo y procesamiento de azúcar orgánica.

Manduvirá es la primera cooperativa de productores latinoamericana que dispone de su propia fábrica para el procesado de la caña. Esto lo consiguió tras plantarse y negarse a vender injustamente su azúcar a una maquila externa que les explotaba. Manduvirá, junto con otros grupos productores, ha logrado, además de su propia autonomía y desarrollo de su producción, la emancipación y su empoderamiento. Esto le ha permitido conseguir condiciones de equilibrio en las negociaciones de sus ventas, plantear y proponer soluciones y alternativas para mejorar sus condiciones trabajo y vida.

Un cambio muy importante ya que el contexto de Paraguay para los pequeños productores es especialmente injusto, debido a que solamente el 1% de los propietarios posee el 77% de la tierra agraria, donde los “señores de la tierra” ejercen aún una gran influencia sobre el pequeño agricultor.

Fuente: Sostenibilidad

A %d blogueros les gusta esto: