Importancia de la asociatividad en la reactivación económica

Si bien todos estamos en conocimiento de que el año 2020 y lo que va del 2021, han sido particularmente difíciles por las afectaciones de una crisis sanitaria sin precedentes, la cual ha repercutido en diversas materias, principalmente en ámbitos de salud, sociales y económicos, tanto a nivel mundial como nacional, de toda situación desconocida…

Si bien todos estamos en conocimiento de que el año 2020 y lo que va del 2021, han sido particularmente difíciles por las afectaciones de una crisis sanitaria sin precedentes, la cual ha repercutido en diversas materias, principalmente en ámbitos de salud, sociales y económicos, tanto a nivel mundial como nacional, de toda situación desconocida debemos aprender y prepararnos para enfrentar de mejor manera las dificultades que puedan presentarse en el futuro.

Una de las cosas que quiero destacar y que he aprendido estos años liderando la cartera de Economía, Fomento y Turismo de la región, en un contexto normal y de pandemia, es la suma relevancia que tiene la asociatividad en nuestro país. Muchos se preguntarán ¿qué es la asociatividad? Bueno, la asociatividad funciona como una herramienta estratégica para el desarrollo de comunidades y su economía, en la que un grupo de personas, ya sean naturales o jurídicas, se unen de forma voluntaria, orientándose a objetivos comunes, permitiéndoles generar economías de escala, desarrollar mercados difícil de ejecutarse por si solos, obtener mayor representatividad y poder de negociación ante las autoridades y promoviendo políticas públicas orientadas al trabajo colaborativo. Todo lo anterior esto en pos de una mejor gestión, productividad y comercialización, generando un impacto social y económico positivo en el medio, siendo un modelo que propicia la colaboración y genera valor compartido.

Existen diferentes tipos de organizaciones asociativas, dentro de las cuales encontramos las asociaciones gremiales, asociaciones de consumidores y cooperativas, todas bajo el alero del Ministerio de Economía, organismo encargado de fiscalizar su correcto funcionamiento, de acuerdo con el marco legal que las rige. Cada una de ellas cuenta con características específicas que la hacen mas idónea de formalizar, dependiendo del objetivo principal que tengan en vista los asociados, sin embargo, todas tienen como pilar principal el trabajo conjunto y colaborativo.

En la Región de Magallanes contamos con un universo de 120 asociaciones gremiales, de las cuales 44 están activas, existiendo representación de diversos rubros, como lo son el turismo, la gastronomía, la hotelería, el comercio minorista, la agricultura, la ganadería, el transporte, la pesca, entre otros. Durante la pandemia, las autoridades regionales hemos trabajado codo a codo con los diferentes gremios, escuchando sus propuestas y ejecutando diferentes vías de acción para ajustar los programas y ayudas que se han entregado, de acuerdo con las necesidades de cada sector económico y así poder trabajar juntos en el camino a la reactivación.

En los meses que vienen será clave para la reactivación de la economía fortalecer los instrumentos que permiten mejoras en el mercado y alzas en la tasa de empleabilidad, por lo que el gremialismo y cooperativismo contribuirán en gran medida y son un ejemplo de organización digno de ejecutar.

Invito a quienes deseen obtener más información o estén interesados en formar uno de estos modelos de asociatividad a visitar el portal web https://asociatividad.economia.cl y a realizar consultas directamente a nuestra Seremi, donde estaremos siempre disponibles a apoyarlos para emprender el desafío de hacer crecer nuestra economía desde la asociatividad.

Fuente :elpinguino.com