JACQUES CHONCHOL: EL HOMBRE TRAS LA REFORMA AGRARIA A 50 AÑOS DE SU IMPLEMENTACION

Jacques-Chonchol2

Ex ministro de Agricultura del gobierno de Salvador Allende recordó,  los antecedentes que llevaron a la implementación de esta reforma que el próximo año cumple 50 años.

En 2017 se cumplirán 50 años de la Ley de Reforma Agraria y por tal motivo se desarrollarán en varias ciudades del país una serie de seminarios, cursos y exposiciones fotografías que destacan la importancia de esta transformación de la agricultura chilena y en condición social de los campesinos. Uno de los artífice e ideólogos de la Reforma Agraria fue el ingeniero agrónomo, Jacques Chonchol, quien fuera vicepresidente de Instituto de Desarrollo Agropecuario INDAP y ministro de Agricultura del Presidente, Salvador Allende. Durante su visita a la zona, habló con Semanario Tiempo.

– ¿Qué recuerda de ese proceso y como se fue gestando la Reforma Agraria?
– «Yo durante ese proceso trabajé en en dos etapas. Primero con el presidente Frei, durante cuatro años de su gobierno durante el 64 al 68, fue vicepresidente ejecutivo de INDAP. Después cuando llegó el Presidente Allende fui su ministro de Agricultura, por lo que tuve bastante responsabilidad en todo el proceso. Pero yo siempre me había ocupado de eso porque soy Ingeniero Agrónomo de profesión, me interesaba mucho la sociología, los problemas sociales y había tenido experiencias en diversos países de América Latina de cómo se hacían los proceso de Reforma Agrarias. Estuve en México con una asesoría que me encargo la FAO, estuve después en CUBA, Colombia, Perú, y varios países».

– ¿Y en todos esos viajes y trabajos en el exterior nace la reforma?
– «Siempre me había parecido que era un proceso fundamental de hacer en los años 60 porque había una situación de casi de servidumbre del mayor del campesinado y no se consideraban ciudadanos y estaban ligados a los fundos y eso era un obstáculo muy serio para el desarrollo del país. Al mismo tiempo la agricultura de los grande latifundios era bastante improductivo, además daba mucho poder político a los dueños de la latifundios porque en es época no había voto único, por lo que se controlaba en voto por los partidos, ose que cuando llegaban las elecciones prácticamente a los mayor cantidad de los campesinos les entregan en voto para que los fueron a votar después los controlaban, eso le daba mucha fuerza a los dos partidos tradicionales que era el liberal y el conservador. No había sindicalización campesina, la tributación agrícola era mínima y el ser dueño de mucha tierra daba una serie de ventajas económicas».

– En esos años se decía que la Reforma Agraria era algo de los comunistas…
– «La gran virtud que tuvo la reforma de Alessandri es que fue hecha por un gobierno conservador, porque siempre se decía que la reforma era un invento de los comunistas para crear desorden, pero resulta que la primera reforma que fue 1962, la promulgó el gobierno de Alessandri que era un gobierno de derecha».

– ¿Con el paso del tiempo como avaluada ese proceso de reforma en el Chile de hoy?
– «Esa reforma agraria tuvo una gran virtud. Terminó definitivamente con el latifundio tradicional y liberó a los campesinos, porque en el mismo año se hizo una ley sindical que permitido que casi 300 mil campesinos se organizan en sindicatos comunales, los que eran trabajadores agrícolas. Al mismo tiempo se trató en la Araucanía de restablecer las tierra usurpadas a los Mapuches por sus vecinos. Ahí hubo un gran progreso pero después vino la contra reforma agraria de la dictadura. Ahí se paro la reforma, se devolvió parte de las tierras a los antiguos propietarios, se prohibió totalmente el sindicalismos agrario, se acabo con la Ley Sindical y muchas de las tierra que habían sido expropiadas fueron sacadas a remate y las compraron empresas forestales y otras».

ARAUCANÍA
– ¿Y qué le faltó o falló en esta reforma?
– «El gran fracaso de la reforma es que tenía el objetivo de crear una gran agricultura campesina, organizada en cooperativas y al mismo tiempo un movimiento sindical muy poderoso. Eso quedo todo anulado por la dictadura».

– ¿Cómo ve los conflictos que se registran en la zona sur del país?
– «Son un poco la consecuencia de la contra reforma agraria, porque después de la pacificación de la Araucanía, la gran parte de las Tierras de los Mapuches de las quitaron y quedaron en manos del Estado, una parte la sacaron a remate en lotes de 500 hectáreas, sin limitar los lotes que podría comprar una persona. Y por otros lados se trajeron muchos colonos extranjeros o chilenos a los que se les dio tierras. Y los Mapuches se le dio lo que llamaba «Mercedes de Tierra», y una parte de ellas se las fueron quitando los vecinos, engañándolos porque no sabían leer ni escribir y les hacían firmar escrituras y con corridas de cercos. Se hizo un gran esfuerzo y se recuperaron con la Reforma Agraria una 50 mil hectáreas que le dieron a los mapuches, pero vino el golpe, se le quietaron las tierras y las compraron las forestales. Muchos de los problemas que hay hoy en la Araucanía son la consecuencia de la contra reforma agraria que le quito las tierras a los Mapuches».

FUENTE: SEMANARIOTIEMPO
A %d blogueros les gusta esto: