La compleja realidad por la que atraviesan las librerías y comercializadoras de productos de oficina

 gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw

La pandemia sigue generando estragos. La situación sanitaria se mantiene compleja y por ende los distintos sectores económicos siguen afectados. Uno de ellos son las librerías y locales que comercializan artículos de oficina.

Por ello el dueño de Proarte y vocero de la Asociación de Productores e Importadores de Artículos de Oficina, David Rozowski, realiza un triste balance de su sector. “El 10% de las librerías a nivel país se han visto en la obligación de cerrar definitivamente”, comenta al mismo tiempo que menciona que los productos más afectados son cuadernos, mochilas y lápices. “Ahí hablamos sobre el 40% o 50% menos de venta en relación con el 2020 y al 2019. Recordemos que a principios de marzo de 2020 se fue todo a cuarentena, entonces la temporada escolar fue como la mitad solamente”, dice.

Rozowski subraya que el canal supermercado ha caído un 40% en ventas, mientras que las librerías un poco más de 60%. Por eso cree que el 10% de las librerías que tuvieron que cerrar puede aumentar en los próximos meses. “El problema fundamental es que por un lado piden que se abran los colegios, pero no declaran que los productos escolares sean artículos esenciales para el funcionamiento de estos”.

Otro problema que menciona el vocero de la asociación es que ha ido en aumento el comercio informal de este tipo de productos. “Eso hace que tengamos productos sin respaldo, sin certificaciones, sin un proveedor conocido. La normativa vigente en el tema del etiquetado de estos productos tiene que decir quién lo importó o quién lo vende, porque son productos manejados por niños”, enfatiza.

El representante de la Asociación de Productores e Importadores de Artículos de Oficina se refirió también al problema que existe en regiones respecto a la imposibilidad de conseguir estos útiles por problemas de venta online y Fase 1.

“Se puede vender online, pero el problema es cómo llega la mercadería a ciudades chicas, pueblos, si es que el cliente no está abierto. Entonces lo que nosotros pedimos es que el producto sea esencial justamente para poder darle la oportunidad y garantizar que todos los niños de Chile tengan sus materiales para poder tener una educación como corresponde”.

Tratativas con el gobierno

Para tratar de revertir la situación y lograr sortear la crisis, el dirigente dijo que están buscando hablar con el gobierno para encontrar una solución. “Estamos golpeando las puertas del gobierno, de los ministerio de Salud y Economía, mostrándoles la problemática que tenemos. En eso hemos estado estos últimos meses. Le hemos pedido reuniones”.

El objetivo principal que buscan es que el Ejecutivo “entienda que los artículos de oficina y escolares son esenciales para poder garantizar que todos los niños de Chile tengan sus productos escolares en forma adecuada”.

No obstante, ve que el escenario no será fácil. “Hoy hay una disputa entre el ministerio de Economía y de Salud para determinar qué productos son esenciales, entonces no está fácil la situación para poder llegar a un entendimiento y acuerdo y que esto funcione”.

Fuente: america-retail.com