“La economía social y solidaria debe ser la alternativa a la de mercado, que excluye y desigualitaria”

p4-Nora-Landart-415x260

Lo aseguó Norita Landart, miembro del centro de investigaciones Cieso, que presentó el libro La Otra Economía. Resaltó el poder democratizante y las potencialidades en la batalla por los precios justos.
(Ansol).- El libro La Otra Economía, entre la economía popular y la economía social, editado por el centro de investigaciones de la Economía Social,fue presentado a principio de agosto en Villa María.
Ahí, la presidenta de la mutual Oñativia y representante de mujeres mutualistas, Norita Landart, quien había escrito un capítulo del libro, explicó la importancia del sector.
“Celebramos la participación en este libro porque estamos realizando un aporte particular a la economía social y solidaria. Un aporte orientado a democratizar nuestrsa organizaciones, facilitar la participación de las mujeres que realmente existe, en el marco de una coyuntura nacional e internacional. La ESS tiene que ser alternativa a la economía de mercado que es objetivamente excluyente a partir de los datos que expresa la realidad sobre el crecimiento de la desigualdad y el aumento de la pobreza”, resaltó Landart a esta agencia.
También resaltó que la economía social y solidaria tiende a fortalecerse en el marco de una impronta y resurgimiento de la lógica liberal, que se expresa en diferentes acciones de políticas del Estado y fundamentalmente en el proyecto de modificación de ley que puede afectar los derechos sociales, laborales y previsionales.
Así, Landart explicó que hoy el sector debe pensar desde un lugar distinto al de suplir las ausencias del Estado, y, para finalizar, ejemplificó: “Debemos asumir la dimensión económica y social, pero también la política en los espacios comunitarios donde nos desarrollamos. Oñativia siempre fue una mutual que provee los servicios de óptica, medicamentos y perfumería, está también en el ámbito de la comunicación: cableamos con fibra óptica nuestra ciudad. En los sectores donde podemos brindar el servicio con grupos cooperativos reduce el costo de la tarifa mensual: seiscientos pesos con una red de más de 80 canales. La empresa monopólica cobra más de 1300. Donde cableamos, lo reduce a nuestro mismo precio. Donde el Estado no nos habilitó a pasar, mantienen el mismo costo”.
Fuente: ansol.com