Las Cooperativas de Salud y su Aporte a la Seguridad Social como Aliados Estratégicos

Las Cooperativas de Salud y su Aporte a la Seguridad Social como Aliados Estratégicos

Las cooperativas de servicios de salud de Costa Rica iniciaron sus servicios en la década de los noventa, como una estrategia de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para ampliar la cobertura y dar mayor oportunidad de acceso a los servicios de atención primaria a los asegurados del área metropolitana.

Es importante recordar el contexto histórico en el que surgen estas cooperativas, por un lado, la crisis financiera que sufría la Caja, impedía con recursos propios prestar de manera directa los servicios, por otro, los asegurados demandaban acceso a los servicios de atención primaria con criterios de calidad y oportunidad, de modo que se descongestionaran los servicios hospitalarios y de segundo nivel.

Con este telón de fondo, se promueve la creación de organizaciones cooperativas, que organizaran a los y las trabajadoras de todos los perfiles profesionales y técnicos, para que en acuerdo con la institución se iniciara un modelo en el cual la CCSS cancelara los servicios prestados mediante un modelo de costo percápita, en el cual el fin fundamental era la prestación de un servicio de calidad y satisfacción del asegurado, y no el lucro con la prestación del servicio.

Desde entonces, las cooperativas de salud han desarrollado un modelo de gestión en el cual se privilegia el servicio y el deleite del asegurado, innovando en la incorporación de la tecnología en el proceso de control de la prestación de los servicios.

De esta forma son pioneras en el establecimiento de un expediente electrónico de salud, además, incorporan en su gestión acciones afirmativas para ampliar el acceso a los servicios, como es el caso de horarios ampliados en odontología, campañas de promoción temáticas en fines de semana y horario nocturno, así como, la organización de ferias de salud para desarrollar acciones concretas de prevención y promoción de hábitos de vida saludable.

No obstante, la titularidad de los servicios sigue siendo potestad de la Caja, quien define los criterios mínimos sobre los cuales, las cooperativas ponen el piso de su gestión, ampliando a partir de ahí acciones que proveen a los asegurados un servicio de alta calidad y calidez.

Esto se ha demostrado con el pasar de los años, según las evaluaciones anuales del Índice de Prestación de Servicios de Salud de la CCSS, las cooperativas han logrado calificaciones más que sobresalientes, en algunos casos casi nota perfecta.

Sin lugar a dudas, el aporte de las cooperativas ha sido demostrado con el paso de los años, y le ha generado a la CCSS no solo un sustancial ahorro de recursos financieros, lo cual no es despreciable, sino que, bajo su manto y en su acuerdo, han demostrado que el servicio de salud con el asegurado de frente, siendo este el sentido prioritario de la acción, no solo es posible, sino que puede generar bienestar en las comunidades.

Las alianzas de las cooperativas con la CCSS son un modelo exitoso comprobado. Según el último estudio financiero-actuarial sobre los costos de institucionalizar las áreas de salud administradas por terceros: Las áreas que administran las cooperativas son un 60% menos costosas en términos económicos que las que administra la institución directamente.

Sin embargo, el modelo requiere ajustarse a la realidad de los tiempos, lo que fue exitoso en el siglo pasado, puede mejorarse en el primer cuarto del siglo nuevo, las cooperativas de servicios de salud lo entienden y desde su trinchera quieren ser protagonistas de un modelo que aumente el acceso a los servicios, que integre a las comunidades de manera más activa y sobre todo que procure que la Caja siga siendo el buque insignia de la Seguridad Social de Costa Rica.

Por eso, participan de manera decidida en la mejora del Cartel de Licitación que al día de hoy pone en concurso 10 Áreas de Salud, no con la intención de faciltar su trabajo, sino más bien con el interés de mejorar las condiciones en la prestación de servicio, poniéndose a la orden de la CCSS para seguir siendo sus aliadas en la construcción de una mejor calidad de vida de los asegurados en sus comunidades.

Las cooperativas de servicios de salud vitalizan sus principios y valores, desde Barva y San Pablo de Heredia, y otras comunidades, sirven de ejemplo en la construcción de un Estado moderno, estratégico y solidario, en donde cabemos todos y todas, y donde el futuro se puede logar con el aporte de cada uno de nosotros.

Gerente de COOPESIBA R.L

Fuente: https: crhoy.com