Los retos del 2017 para las mujeres

Mensaje de la Presidenta del Comité Regional de Equidad de Género (CREG) de Cooperativas de las Américas, Xiomara Núñez de Céspedes, en ocasión de la celebración del Día Internacional de la Mujer 2017.

2017 nos encuentra a un escaso paso más adelante que el 2016 en el cual se lograron algunos avances en materia legislativa y las firmas de convenios internacionales en favor de la igualdad de género, un pequeño paso que nos da esperanza pero más que nada nos invita a seguir enfrentando con más firmeza los desafíos que tenemos por delante hasta conseguir la equidad en el plano social y legislativo.

Los retos de este año siguen siendo la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas, este flagelo que merma la población femenina y coloca a algunos de nuestros países entre los primeros lugares con la tasa más alta de embarazos en la adolescencia, a un alto costo de recursos y calidad de la salud femenina; la promulgación e implementación de leyes que prioricen las necesidades de los más empobrecidos a fin de redistribuir las riquezas en las naciones y políticas de servicios que mejoren la calidad de vida de las personas.

El empoderamiento de las mujeres sigue estando mas en papeles que en los hechos, solo enarbolado por las instituciones con el fin de tener acceso a los fondos destinados por las naciones más avanzadas en ese aspecto, mismos que son desviados en su mayoría cuando llegan a ellas, no es secreto, es fácilmente demostrable, apenas una de cada cinco legisladores es mujer en el mundo actual. De ahí la necesidad que tenemos las líderes de estar debidamente informadas y documentadas a fin de vigilar y evidenciar el uso de fondos o los cargos que les corresponde legítimamente a las mujeres para su formación, desempeño y desarrollo.

Otro de los grandes retos en el ámbito político lo es las designaciones de las mujeres a los cargos electivos, las últimas elecciones dan cuenta de la violencia ejercida contra las mujeres quienes fueron víctimas de pactos que las despojaron de cargos legítimamente ganados a fuerza de trabajo y liderazgo bien usado. Las capacidades de las mujeres en esta área no son cuestionadas más que en el actuar de negociar su participación a fin de lograr empoderarse y no ceder ante la presión de los acuerdos extra partidos.

La brecha digital es otro de los grandes retos a vencer sobre todo a las de mediana edad, es decisiva la implementación de campañas y capacitaciones que ayuden a cerrar dicha brecha, haciendo conciencia de que el uso de la tecnología va más allá del acceso a las redes sociales. En el orden científico las mujeres han avanzado aunque siguen siendo las grandes anónimas en los conteos y resúmenes de los descubrimientos y aciertos en las investigaciones.

El gran reto lo representa el empoderamiento económico, las mujeres siguen siendo las más perjudicadas en la asignación de los salarios, todavía siguen siendo dueñas de los empleos más inestables y menos rentables dicha práctica las mantiene el peor reglón de la pobreza, de acuerdo a la ONU las mujeres necesitaran más de 70 años para lograr la equidad en los salarios y ni mencionar el poder asesar a los grandes créditos en aras de desarrollar proyectos a gran escala. Siempre que se habla de financiamiento para las mujeres se habla de microcrédito como si fuéramos micro personas, sin grandes planes ni sueños.

Marzo es el mes para la evaluación de la situación de la mujer, las barreras que impiden su pleno empoderamiento y la distancia que resta por recorrer hacia la equidad, muchas de las cuales afrontan cada vez con más intensidad nuevos desafíos como el cambio climático y la migración.

Necesitamos la participación de todas las personas e instituciones para promover leyes y políticas orientadas a fortalecer las oportunidades económicas y sociales de las mujeres, el acceso en pie de igualdad a los salarios y servicios que mejoran su subsistencia, como la energía, el agua, el transporte y las tecnologías.

Las cooperativistas tenemos un gran compromiso con el desarrollo y la mejoría de los estándares de vidas de nuestras mujeres, el unir voluntades es determinantes, hoy más que nunca el 6to Principio Cooperativo cobra vida para la colaboración entre pares que es fundamental hacia formar comunidades de desarrollo al interior de las instituciones y así apoyar la mejora continua en las cooperativas a modo de potenciar el empoderamiento de las mujeres. Pero la mera colaboración no basta, por lo que es necesario reflexionar en conjunto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por los Estados Miembros de las Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2015, y emplear a fondo todos los recursos para lograr la meta de una sociedad más justa e igualitaria para todas las personas.

El progreso se construye con la equidad como base, no es lícito para ninguna nación vivir de espaldas a la desigualdad en que habita más de la mitad de su población.

Fuente: aciamericas.coop

A %d blogueros les gusta esto: