MINISTRO BADENIER ENCABEZO LANZAMIENTO DE PROYECTOS LOCALES “COMUNIDADES MEDITERRANEAS SOSTENIBLES”

Se entregaron U$151 mil dólares para la ejecución de tres iniciativas en Curacautín y Lonquimay. Se beneficiarán 92 familias de manera directa. Proyectos permitirán la recuperación y manejo de 92 hectáreas de bosque nativo y suelos productivos.

bene

Con la presencia del Ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, y el lonko de la comunidad Mallín del Treile de Lonquimay, Patricio Camargo, se realizó el lanzamiento de los primeros proyectos locales que serán financiados por el Proyecto GEF “Comunidades Mediterráneas Sostenibles”.

El proyecto Comunidades Mediterráneas Sostenibles –lanzado en la cumbre del Cerro Ñielol- es ejecutado por el Ministerio del Medio Ambiente, y cuenta con el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como agencia implementadora.

“Tiene por objetivo promover la gestión territorial participativa para aportar al desarrollo local, de manera que las organizaciones locales trabajen asociativamente para buscar soluciones integrales a las problemáticas ambientales, sociales y económicas, a través de proyectos productivos relacionadas con el uso sostenible de la tierra, la conservación de la biodiversidad y la productividad económica”, explicó el titular de Medio Ambiente, Pablo Badenier.

En la Región de La Araucanía, el proyecto GEF estuvo durante meses trabajando con diversas organizaciones locales de las comunas de Lonquimay y Curacautín para promover la gestión territorial a partir de la articulación entre los actores territoriales, tanto públicos como privados.

El proyecto GEF Comunidades Mediterráneas Sostenibles financiará tres proyectos locales en la Región de La Araucanía, los que serán ejecutados de forma asociativa por diversas organizaciones a través de la plataforma de la Asociación Bosque Modelo Araucarias del Alto Malleco. Los proyectos son:

-Promoviendo buenas prácticas productivas en el barrio Manchuria, comuna de Curacautín.Proyecto, ejecutado por 14 familias de las localidades de Hueñivales y Captren, propone a través de actividades agrícolas sustentables y la protección del bosque nativo fortalecer la articulación de pequeños productores con emprendedores turísticos para posicionar cadenas de comercialización de productos asociados con los servicios del ecosistema.

-Establecimiento de sistemas silvopastoriles sostenibles para la producción de ganado ovino y la recuperación de suelos en el sector de Mallín del Treile, comuna de Lonquimay. Este proyecto cuenta con la participación de 35 familias de Mallín del Treile, propone la recuperación y manejo sostenible de suelos degradados, mediante el establecimiento de empastadas, cortinas cortaviento y buenas prácticas agrícolas en favor de sus propias actividades ganaderas.

-Riquezas del Sector Norte de Lonquimay: Recuperando el Bosque Nativo. Esta iniciativa cuenta con la participación de 43 familias de las localidades de Llames, Ranquil, Llanquén y Pehuenco Norte, y busca mediante la recuperación y el manejo del bosque nativo generar actividades económicas asociativas en torno a los productos forestales no maderables morchella y la rosa mosqueta. Las acciones también promoverán la protección de vertientes de agua.

Estos tres proyectos significan una inversión de 151.000 dólares aproximadamente, recursos que beneficiarán a 92 familias de manera directa y permitirán la recuperación y manejo de 92 hectáreas de bosque nativo y suelos productivos, superficie que en el mediano plazo se espera que se traduzcan en la gestión de un área cercana a las 1.000 hectáreas.

“El proyecto Comunidades Mediterráneas Sostenibles cuenta con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD como agencia implementadora que entrega el apoyo técnico y operacional necesario para la implementación de las actividades y los resultados del proyecto. A través de estas iniciativas aspiramos a fortalecer las capacidades de personas y organizaciones participantes, el trabajo articulado junto a las diversas instituciones públicas socias del proyecto, y alcanzar una gestión sustentable y sostenible de los territorios desde las visiones de los diversos actores locales”, explicó por su parte Ignacia Holmes, oficial de Medio Ambiente y Energía, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Además, las iniciativas insertan a las comunidades ejecutoras y a la dimensión regional en la contribución a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible suscritos el pasado año por 193 países de todo el mundo ─incluido Chile─, cuyo propósito es, de aquí a 2030, armonizar la relación de las sociedades con el medio en el que habitan y hacer avanzar al planeta hacia modelos de desarrollo social, económica y medioambientalmente más sostenibles.

En la ceremonia también participaron el seremi del Medio Ambiente, Marco Pichunman Cortés; Cristian Parra Oyarce, Presidente de la Asociación Bosque Modelo Araucarias del Alto Malleco; Ricardo Moreno Fetis, Director Servicio de Evaluación Ambiental Región de La Araucanía y representantes de las organizaciones y comunidades pertenecientes a las comunas de Curacautín y Lonquimay que lideran los proyectos locales.

El acto finalizó con la firma de protocolo de ejecución de los proyectos. Firmaron JJVV Mallín del Treile; JJVV Hueñivales, Agrupación Turismo Senderos del Llaima; JJVV de Llames; Asociación Pequeños Agricultores Ganaderos Pehuenco Ranquil, y Mesa Territorial Campesinos de Montaña.

FUENTE: MMA
A %d blogueros les gusta esto: