Muestran los avances de Maylen

Primero la conocieron como Iniagrape-one, hasta que finalmente se creó la marca Maylen, con la que esta variedad de uva se está comercializando en los mercados internacionales, impactando a los compradores por su sabor único y excelente postcosecha.

Con el propósito de conocer los avances en la producción y exportación de la nueva variedad se realizó un día de campo, visitando a pequeños productores que integran el Profo Mi Fruta; proyecto asociativo de fomento, que exporta esta variedad única por su sabor a China, Reino Unido, Estados Unidos, Corea y Japón, como principales mercados de destino. Se trata de productores de las provincias de San Felipe y Los Andes, que se unieron en esta iniciativa subsidiada por Corfo, para exportar directamente sus productos, a través de las redes de Comercio Justo.

Actualmente, se han cultivado más de 375 ha de Maylen en el país, lo que representa un 18,8% de las plantaciones de variedades de uva negra a nivel nacional, y casi 100 hectáreas más en Perú, España, Grecia e India. Durante la temporada 2017 se comercializaron desde Chile 210.000 cajas a diferentes mercados internacionales triplicando los envíos concretados durante la temporada anterior.

LAS VENTAJAS DE MAYLEN®

De tonalidad azulina, Maylen posee una apariencia natural, buen calibre y excelente sabor clásico intenso. Presenta propiedades sobresalientes de postcosecha, de hasta 90 días de almacenamiento, que la habilitan para llegar a mercados lejanos, y en periodos del año propicios para su oferta. Es una uva negra, de cosecha de media estación a tardía (entre Thompson S. y Crimson), apirena (sin semilla), escobajo muy verde, fruta y plantas sanas.

Pedro Bustos, director nacional de INIA, explicó que “Maylén fue creada mediante mejoramiento genético convencional, que consiste en cruces sucesivos de diferentes variedades, durante un largo período, en busca de ciertas características. En el mejoramiento, que no tiene nada que ver con transgenia, se usa polen para reproducir las plantas. Este proceso llevado a cabo por el INIA tomó muchos años hasta que se llegó a la variedad actual, así que es un orgullo poder estar mostrando hoy las plantaciones de uva de la variedad Maylen, de la mano de Corfo y Biofrutales”.

Actualmente, el Programa de Mejoramiento Genético (PMG) de Uva de Mesa INIA-Biofrutales que dio origen a esta variedad, mantiene un apoyo importante de Corfo y de la empresa privada, que ya se extiende por más de 10 años en beneficio de la investigación y del escalamiento técnico, tanto a nivel nacional como internacional.

Fuente: redagrícola.cl

A %d blogueros les gusta esto: