Proponen evitar excesiva regulación a cooperativas

Proponen evitar excesiva regulación a cooperativas

El proyecto modifica la ley General de Cooperativas para permitir la creación de entidades de esta naturaleza que no persigan fines de lucro, lo que beneficiaría su tratamiento tributario y sus relaciones con organismos del Estado y entidades internacionales.

Corregir el exceso de regulación que afecta a las cooperativas de ahorro y crédito, para facilitar su operación y funcionamiento, es el objetivo de la moción presentada ante el Congreso por un grupo de diputados de gobierno y oposición.

El proyecto modifica la ley General de Cooperativas para permitir la creación de entidades de esta naturaleza que no persigan fines de lucro, lo que beneficiaría su tratamiento tributario y sus relaciones con organismos del Estado y entidades internacionales.

Registro actualizado

Además, la iniciativa exige poner a disposición de los interesados en constituir una cooperativa, un listado con el registro de las que ya existen, para no incurrir en errores que posteriormente deban ser reparados o que su constitución pueda ser anulada.
También se exige a las cooperativas de consumo un estudio socioeconómico a fin de determinar su viabilidad, cualquiera sea su capital o número de socios; y faculta a las cooperativas para fijar en sus estatutos los requisitos que deben cumplir sus socios.

Al respecto, señala la iniciativa que «hay cooperativas, que por sus objetivos o naturaleza, son restrictivas en cuanto a las características de sus socios, ya sea para mantener la homogeneidad de éstos o por exigencias de otras normas o instituciones. Es el caso de cooperativas que están integradas por campesinos, por pescadores artesanales, pirquineros, discapacitados u otros».

Termina con poder notarial

Adicionalmente, se elimina la exigencia de poder notarial para que los apoderados de los socios asistan a la junta general, pues resulta suficiente la facultad que contempla la propia ley de otorgar un poder simple a otros socios, a familiares del interesado o a personas con las que tienen un vínculo contractual.

El texto propone que la participación de los socios en el patrimonio se exprese en cuotas de participación cuyo valor será el que resulte de la suma del valor de sus aportes de capital, dividido por el total de cuotas de participación emitidas al cierre del período, sin considerar las reservas voluntarias. Además, el valor de las cuotas de participación de los socios no será modificado al cierre del ejercicio por los excedentes o pérdidas.

Viabilidad económica

En otro ámbito, se dispone que en las cooperativas de vivienda y en las de ahorro y crédito, el capital inicial no pueda ser inferior al patrimonio mínimo que establezcan sus estatutos y no la ley, como ocurre actualmente. La viabilidad de la cooperativa, estará dada por el estudio socioeconómico, que corresponderá a la realidad de la cooperativa y a sus características y no a un monto arbitrario que establezca la ley.

Asimismo, los excedentes provenientes de operaciones de la cooperativa con terceros, se distribuirán de acuerdo a lo que señalen los estatutos o a lo que determine la Junta General de socios, y no a prorrata de las cuotas de participación como ocurre en la actualidad.

Fondo de reserva

También se contempla que las cooperativas obligatoriamente deban constituir o incrementar, cada año, un fondo de reserva legal con un porcentaje no inferior al 20% de sus remanentes, hasta completar un monto igual al del capital. Cuando el fondo de reserva legal alcance dicho monto, la junta general podrá determinar el destino del remanente.

Además, se libera a las cooperativas abiertas de vivienda y las de ahorro y crédito, de la obligación de tener invertido, a lo menos, el 10% de su patrimonio en activos e instrumentos de fácil liquidación que determine el reglamento. Como contrapartida, se plantea que se les aplique las normas de encaje que fije el Banco Central.

Por último, se elimina del concepto de cooperativas de importancia económica, las cooperativas de ahorro y crédito, las cooperativas abiertas de vivienda y la exigencia de un número mínimo de socios, subsistiendo en la definición sólo el elemento relativo al activo mínimo.

En el marco de esta modificación, las primeras deberán ser calificadas como tales en base a sus activos y no por la actividad que realicen. «El tener esta categoría implica una serie de gastos adicionales, como por ejemplo la publicación de estados financieros o el costo por honorarios de auditores externos», sostienen los autores del proyecto.

Fuente: thecolorrun.cl