Rector participa en conversatorio sobre innovación en tiempos de incertidumbre

En una nueva sesión de los conversatorios Fibras que Innovan, presentados por La Tercera en alianza con la UdeC  y Cmpc, el Rector UdeC, Dr. Carlos Saavedra Rubilar, compartió la experiencia de la casa de estudios en su proceso de adaptación a las nuevos escenarios que ha configurado la pandemia por coronavirus y sus contribuciones en innovación en estos meses.

Bajo el título La innovación en tiempos de incertidumbre, el encuentro reunió al Rector Saavedra, al gerente de Innovación de Cmpc, Felipe Alcalde, y la gerenta de Her Global Impact, Bárbara Silva, quienes conversaron sobre el rol de la innovación en la generación de valor y la reactivación económica, la importancia de la investigación en los momentos actuales y los cambios que han enfrentado las organizaciones y las personas en este período, entre otros temas.

El Rector Saavedra afirmó que la innovación ha sido clave en el proceso de “adaptación forzosa” a las nuevas condiciones que ha impuesto la pandemia y poniendo acento en las enseñanzas que ha dejado este período.

“Las herramientas que promueve la innovación pueden ser relevantes para que estos aprendizajes profundos se transformen en cambios organizacionales, en adaptaciones que nos permitan dar respuestas tan rápidas como las que se logró en esta oportunidad”, indicó el Dr. Saavedra.

Como ejemplo, la autoridad contó que, para este año, la UdeC había planeado impartir una selección de asignaturas en línea que, en menos de tres semanas —apenas se declaró la pandemia— llegaron a más de cinco mil. 

“Eso es muy difícil sin las capacidades tecnológicas, sin las capacidades humanas; la adaptación forzosa fue exitosa a partir de la unión de las capacidades humanas que estaban presentes en la institución y el compromiso de las personas tanto con el cuidado de cada uno y del colectivo, para dar respuesta a la posibilidad de continuar con las actividades formativas”, señaló.

La autoridad universitaria también se refirió a experiencias exitosas de emprendimiento que han surgido desde las universidades durante la pandemia y a la rapidez con que se han concretado algunos proyectos, como es el caso del respirador artificial desarrollado en conjunto por la UdeC y Asmar en el marco de la iniciativa Un respiro para Chile.

“En este periodo hemos tenido cientos de ejemplos, eso es reconfortante y gratificante a pesar de todo lo duro que ha en términos económicos y sociales; tenemos que capturar esas capacidad de generación de conocimiento y de transformarlo en productos en muy corto tiempo. Es difícil de imaginar en Chile alcanzar un nivel de maduración tecnológica en tres a cuatro meses en cualquier producto y en cualquier ámbito. Eso se logró en el trabajo asociado entre estado, academia y una empresa de la defensa del país; es decir, es posible abrir estas oportunidades en el país”, indicó.

En es sentido, manifestó que es necesario mantener este modelo de trabajo conjunto entre los tres actores, de manera que la reactivación económica se sostenga en empresas de base tecnológica, apuntando a un desarrollo más sostenible en el largo plazo.

El Dr. Saavedra también se refirió al bajo porcentaje que Chile destina a ciencia  (0,4%) y a la necesidad de aumentar esos recursos para completar procesos de desarrollo de nuevos productos. “Por ejemplo, los mismos ventiladores. Si quisiéramos que pudieran exportarse a todo el mundo, que tienen ese potencial, se requieren de procesos de certificación internacional, que son costosos para cualquier universidad y cualquier empresa; pero como país sí lo podemos abordar o en un trabajo conjunto”.

Al hablar de los desafíos más importantes, el Rector expresó que el país debe avanzar hacia una economía circular, considerando los ciclos globales y reduciendo al máximo las externalidades negativas.

Uno de los retos más urgentes, para el Dr. Saavedra, es lograr una transformación de los sistemas productivos, incluyendo los objetivos de desarrollo sustentable (ODS) como principios inspiradores; los que, en su opinión, también debieran estar presentes en las instituciones formadoras.

Esta —dijo— es una forma de aportar a la sostenibilidad del país en el largo plazo; “considerar los ODS en nuestros procesos educativos es cada vez más un imperativo”, puntualizó.

Fuente: noticias.udec.cl